Adelantos de "City of Fallen Angels" y "Ángel Mecánico" de 
Cassandra Clare


Esta es la lista completa de avances que Cassandra Clare publicó en su página mes a mes durante todo el año 2010. ¡Disfrútenlo! 




Enero 2010

“Él está conectado contigo,” dijo la Reina. “Pero, ¿te ama?”

Febrero 2010

“‘Ese no es el punto, Simon.’ Maia se movió cerca de Isabelle y ambas lo enfrentaron juntas, un muro inmovible de rabia femenina.”

Marzo 2010

Magnus aun sostenía su cabeza en su mano. “Simplemente no le veo,” el dijo, “por qué el pasado tiene que importar.”

Abril 2010

“¿Cuántas personas?” preguntó Alec. “Aproximadamente.”

Magnus sacudió su cabeza. “No puedo contar y no importa. Lo único que importa es como me siento acerca de ti.”

“¿Más de doscientos?” Magnus miró en blanco. “¿Trescientos?”

“No puedo creer que estemos teniendo esta conversación justo ahora,” dijo Magnus, a nadie en particular.

“¿Por qué tantos?” Los ojos azules de Alec estaban muy brillantes en la oscuridad. Era difícil de decir si estaba molesto – él no sonaba molesto, solo muy intenso, pero Alec era una persona cerrada y quizá esto era los mas disgustado que haya estado. “¿Te aburres rápidamente de las personas?”

“Vivo para siempre,” dijo Magnus en voz baja. “Pero no todos lo hacen.”

Mayo 2010

“Pero pensé que tu aún estabas enamorado de Clary,” Dijo Isabelle.

Junio 2010

“Hay algo que no nos has dicho, Clarissa Morgenstern,” dijo el Hermano silencioso. “Un secreto que ambos han estado manteniendo.”

Clary se tensó. “¿Qué quiere decir?”

“La marca de la muerte está en este muchacho.”

“¿Muerte?” dijo Jace. Su voz estaba modulada, cuidadosa, pero sin miedo. “¿Quiere decir que voy a morir?

“Queremos decir que “estabas” muerto. Y aún así estás vivo.  El balance entre la vida y la muerte es algo delicado, joven cazador de sombras. Tú la has perturbado.”

Julio 2010  

Clary hizo un ruido de sorpresa, pero no protestó, incluso cuando Jace la levantó y la llevo hasta la cama. 

Ellos se tumbaron sobre esta juntos, aplastando algunas cartas, Jace arrimando la misma caja a un lado para hacer espacio para ellos. Su corazón estaba golpeando contra el interior de sus costillas. Ellos nunca habían estado en una cama juntos de esta manera, no realmente -  había esa vez en su habitación en Idris, pero ellos apenas se habían tocado. Jocelyn era muy cuidadosa de nunca dejarlos pasar la noche en la casa del otro. Ella no se preocupaba mucho por él, Jace sospechaba, y el no podía culparla. El dudaba que si estuviera en su posición, no se hubiera gustado mucho.

“Te amo,” susurró Clary. Estaba sin su camisa. Y sus dedos estaban trazando las cicatrices de su espalda, y la cicatriz en forma de estrella en su hombro que era idéntica a la de ella, una reliquia del ángel cuya sangre ambos compartían. “Yo no quiero perderte nunca.” El deslizó sus manos a su mejilla, a su garganta, al primer botón de su blusa.

Agosto 2010

Los ojos verdes de Jocelyn se suavizaron. “Si noté que Jace no estaba aquí, Clary. Es solo que no sabía si tú querías hablar de eso.”

“Quiero decir,” continuó tenazmente Clary, “¿crees que exista algo que Jace pueda “hacer” para que te agrade?

“Si,” dijo Jocelyn. “El podría hacerte feliz.” Ella tocó ligeramente la cara de Clary, y Clary cerró sus manos, sintiendo la presión de la campana en su piel.

“El me hace feliz,” dijo Clary. “Pero no puede controlar todo lo que sucede en el mundo, mamá. Otras cosas pasan –” ella buscó a tientas las palabras; ¿cómo podía explicarle que no era Jace quien la hacía infeliz, sino lo que le estaba pasando a él, sin revelarle lo que era?

Setiembre 2010

Avance 1

“Crees que eres un vampiro,” dijo de manera aturdida la mamá Simon. “Crees que bebes sangre.”

“Yo si bebo sangre,” dijo Simon. “Yo bebo sangre animal.”

“Pero eres vegetariano.” Su madre parecía estar al borde de las lágrimas.

“Lo era. Ya no lo soy. No puedo serlo, La sangre es lo que me permite vivir.” Simon sentía la garganta apretada. “Nunca he lastimado a nadie. Nunca he bebido la sangre de alguien más. Aún sigo siendo la misma persona. Sigo siendo yo.”

Su madre parecía estar luchando por mantener el control. “Tus nuevos amigos - ¿ellos son vampiros también?”

Simon pensó en Isabelle, Maia, Jace. El no podía explicarle sobre los Cazadores de sombra y tampoco sobre los hombres lobo. Era demasiado. “No. Pero – ellos saben que soy uno.”

“¿Ellos – ellos te dieron drogas? ¿Te hicieron tomar algo? ¿Algo que te haría alucinar?”

“No. Mamá esto es real.”

“No es real,” ella susurró. “Tú piensas que es real. Oh Dios, Simon. En verdad lo siento. Debí haberlo notado. Te conseguiremos ayuda. Encontraremos a alguien. Un doctor. A cualquier precio –”

“No puedo ir a un médico”

“Si, tu puedes. Tú necesitas ir a algún lado. Un hospital, quizá –” 

Él le tendió su muñeca a ella. “Siente mi pulso,” el dijo.

Ella lo miró desconcertada. “¿Qué?”

“Mi pulso,” el dijo. “Tómalo. Si tengo uno, está bien. Iré al hospital contigo. Si no, tienes que creer en mí.”
Ella se secó las lágrimas de los ojos y lentamente fue alcanzando su muñeca.

Avance 2 (Este avance tendrá más sentido para aquellos que han leído Ángel Mecánico.)

“Camille,” dijo Magnus. “Ha sido un largo tiempo, ¿no?”

Ella sonrió. Su piel lucía más blanca de lo que recordaba y las venas delgadas y oscuras se comenzaban a mostrar debajo de su superficie. Su cabello seguía manteniendo el color de hilos de plata y sus ojos aún eran tan verdes como los de un gato. Ella seguía siendo hermosa. Viéndola, regresaba a Londres nuevamente. Vio la luz de gas y olió el humo y la suciedad de los caballos, el sabor metálico de la niebla, las flores de los Jardines de Kew. El vio un niño con cabello negro y ojos azules como los de Alec, escuchó música de violín como si fuera el sonido de agua de plata. El vio una niña con cabello largo y castaño con un rostro serio. En un mundo donde todo se iba lejos de él eventualmente, ella era la única de los pocas cosas que se mantenía constante.

Y luego estaba Camille.

“Te he extrañado Magnus,” ella dijo.

Octubre 2010

Alec/Magnus con un mini avance sobre Clary/Jace

Avance 1

“No sé lo que quiero.” Alec, con su cabeza agachada, estaba jugando con un tenedor de plástico abandonado. Aunque sus ojos estaban desafiantemente abatidos, su color azul pálido era visible incluso a través de sus párpados cerrados, los cuales eran finos y pálidos como un pergamino. Magnus siempre había encontrado a los seres humanos más hermosos que cualquier otra criatura viviente en la tierra, y muchas veces se preguntaba por qué. Solo unos cuantos años antes de la disolución, Camille le había dicho. Era su mortalidad lo que los hacía lo que eran: esa llama que ardía brillante solo por un parpadeo. El se preguntaba si el Ángel alguna vez había considerado hacer a sus sirvientes humanos, los Nefilim, inmortales. Pero no, aun con toda su fuerza, ellos caían como los humanos solían caer en batalla a través de todas las edades del mundo.

“Tienes esa mirada de nuevo,” Alec dijo quejándose, mirando a través de sus pestañas. “Como si estuvieras mirando algo que no puedo ver. ¿Estás pensando en Camille?”

“No realmente,” dijo Magnus. “¿Cuánto de la conversación que tuve con ella llegaste a escuchar?”

“La mayor parte de ella.” Alec pinchó el mantel con el tenedor. “Estuve escuchando a puerta. Lo suficiente.”

“No lo suficiente, creo yo.” Magnus miró el tenedor y este se deslizó fuera del alcance de Alec, a través de la mesa hacia él. Cerro la mano encima de él y dijo: “Deja de inquietarte. ¿Qué fue lo que dije a Camille que te molestó tanto?”

Alec alzó sus ojos azules. “¿Quién es Will?”

Avance 2

Jace cogió sus manos entre las suyas. “Solo dilo otra vez.”

“Nunca te dejaré,” dijo Clary.

“¿No importa lo que suceda, lo que haga?”

***

Especial de Halloween: Avance de “Ángel Mecánico”

Del libro intermedio:

Will observó a Jem. Tenía los ojos mas azules que el mismo azul, sus mejillas estaban enrojecidas.   El dijo, “entonces has perdido tu tiempo”

Jem le devolvió la mirada. “Maldito seas,” dijo, y golpeo a Will en el rostro, enviándolo dando vueltas. No perdió el equilibrio, se agarró al lado lateral del carruaje, puso sus manos en su mejilla. Su boca estaba sangrando. Miró a Jem con un asombro total.

“Mételo al carruaje,” Jem le dijo a Tessa, se dio la media vuelta y regreso por la puerta roja – a pagar cualquier cosa que Will había tomando, pensó Tessa. Will seguía mirándolo fijamente detrás de él.

“¿James?” el dijo.

Noviembre 2010

Avance 1
Los ojos de la reina resplandecieron. “Tú me dijiste una vez que no querías hacer un pacto conmigo, porque no había nada que te pudiera dar. Tú dijiste que no había nada en el mundo que quisieras. Cuando te imaginas una vida sin él, ¿aún sigues sintiendo lo mismo?

*¿Por qué me haces esto?* Clary tenía ganas de gritar pero aún así no dijo nada, la Reina de las Hadas mirando más allá de ella sonrió y  dijo: “Limpia tus lágrimas, para que vuelva. No va hacerle ningún bien a él verte llorar”.

Avance 2

“Eso no fue justo”, dijo Simon.

“Quizá,” dijo Isabelle. “Pero vi a mis hermanos entregar sus corazones y pienso, ¿No lo sabes? Los corazones son frágiles. Y creo que incluso cuando se recupera, ya nunca serás lo que fuiste antes.

Diciembre 2010

Este es el último avance.
Jace y Clary, libro intermedio.

El callejón y la música fueron cayendo, no había nada más que ella y la lluvia y Jace, sus manos en ella… El hizo un sonido de sorpresa, baja en su garganta, y clavo sus dedos en la delgada tela de sus medias. Como era de esperar, estas se rompieron, y sus dedos húmedos estaban sobre la desnuda piel de sus piernas. Para no ser menos, Clary deslizo sus dedos bajo el dobladillo de su camisa empapada, y dejo que sus dedos explorararan lo que estaba por debajo: la ceñida piel caliente sobre sus costillas, las crestas de su abdomen, las cicatrices de su espalda. Este era territorio desconocido para ella, pero parecía estar volviéndolo loco: el gemía suavemente sobre su boca, besándola cada vez más fuerte, como si nunca fuera suficiente, más que suficiente –

¿Acaba aquí? Bueno, lo escena no pero el avance si. Es por eso que se llaman avances. ¡Tengan unas felices fiestas!



 
Puedes encontrar el artículo en su idioma original aquí.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario