Hola q tal?? Me recuerdan? Mm…tal vez no lo hagan. En ese caso, soy Dark Thalassa, aquí les traigo mi primera historia en el blog llamada Hallie Ngame ^^

Tiene varios capis so..su publicacion dependera de mi tiempo, mis deditos y mi inspiracion.

Les cuento q esta historia tiene dedicatoria, es un regalo (en realidad uno muyyy muyyy atrasado jeje xD) para mi amiga Patty, mejor conocida como Awen Granger. Feliz cumple amii, Feliz Halloween y Feliz Navidad ^^ Espero que lo disfrutes!!

Y sin mas preámbulos… Hallie Ngame! C=



Sumida en sus pensamientos, observando anhelante la oscuridad de una noche sin luna, sabiendo que lo que ocultaban detrás de los enormes muros que la rodeaban era mucho más de lo que su humana imaginación podría captar…

Exilio.

Alejada, oculta por ser la vergüenza de sus padres, con la oscuridad y sus amados pergaminos como única compañía, solo por ellos se podía imaginar lo que había allá afuera; no tenía permitido dejar la oscura y alejada torre en  la que se encontraba recluida desde su infancia… esa solo era una parte de su castigo.

Hallie

- ¡Basta! - Le dijo a la nada mientras se tapaba los oídos para tratar de bloquear, inútilmente,  aquella voz que la llamaba dentro de su cabeza, o por lo menos así lo parecía.

Bella estaba harta de oírla, era como un sonido para nada humano que repetía sin cesar ese odioso nombre que era la marca y recuerdo de su pasado; algo de lo que trataba de convencerse nunca sucedió, aunque fuera la principal razón de su exilio.

¿Por qué simplemente no podía ser normal? Si tan solo... si tan solo ese día hubiera actuado de otra manera, tal vez todo hubiese sido diferente y ella hubiera crecido como una adolescente normal, al lado de sus padres...

¿Oh querida Ngame donde estas? - Pensó al observar el extraño lunar plateado en forma de media luna de su hombro; para ser una marca de nacimiento, sabía que era demasiado extraña, aunque siempre supo que ella tenía un extraño vinculo con la luna y el mar, solamente no se imaginaba hasta que punto… Todavía meditando y sin darse cuenta se fue sumiendo en un profundo, pero muy significativo sueño.



El guerrero seguía dando vueltas a la majestuosa torre de donde había provenido aquel brillo plateado. Había sido tan extraño y al mismo tiempo cautivante, que por su curiosidad celta no pudo evitar seguirlo hasta descubrir su fuente.

Este valiente guerrero además de haber heredado esos brillantes ojos verdes como las esmeraldas, y la fuerza y el coraje de su padre; también heredó de su madre esa extraña tonalidad cobriza de su cabello y esa piel tan pálida y al mismo tiempo atrayente.

En esa noche, particularmente oscura, era prácticamente imposible que algo brillara con tal intensidad, y al no ser temporada de estrellas fugaces, debía tratarse de algún ser sobrenatural; por lo que como todo guerrero, debía estar el doble de alerta que de costumbre.

Esta noche parecía, diferente, extraña y tenía el raro presentimiento de que algo fuera de lo común estaba a punto de suceder.



Un claro, lo único que veía era un hermoso claro en forma de circunferencia, totalmente perfecto. Los arboles la rodeaban y de repente se sintió extasiada y en paz, el singular sonido del mar, sonando lejano con su hermosa melodía, que se sentía como una hermosa canción de cuna, por lo que decidió cerrar los ojos para disfrutar de aquella tranquilidad con la cual no había contado desde hace años. De repente, al abrir los ojos, la enorme y hermosa luna estaba, como siempre, protegiéndola con su plateado manto, y lo que no entendía era en realidad porque había luna en una noche tan oscura como esta, y como había llegado a este mágico y maravilloso lugar en el que podía claramente escuchar los cantos de las ninfas y ver el esplendido brillo que emitían las hadas al volar cerca suyo.

-Hallie Ngame - Escucho que la llamaba una maternal voz…



Rodeado de arboles, empezaba a adentrarse en el bosque, como su instinto lo indicaba. Desde que había sido encomendado, a seguir con la tradición de los guerreros del sol, a proteger a los descendientes de Ngame, nunca había visto nada semejante, aunque, por alguna extraña razón, sentía que era llamado hacia el interior del misterioso bosque de Mystra, desde donde procedía la extraña y celestial luminosidad plateada.



Un poco sobresaltada al ser sacada de su ensoñación, Bella miro a todos lados buscando a quien le hablaba. 
Cuando, ante su atónita mirada, en el lugar en el que antes se encontraba la luna, apareció la mujer más hermosa que había visto jamás, era extremadamente pálida, tanto que resplandecía, su cabello era de una hermosa y extraña tonalidad plateada, y sus ojos, cálidos y maternales, eran de un intenso color plata, con solo mirarla Bella supo que aquella criatura no podía ser humana.

-¿Quién eres? ¿Por qué me llamas así? - Pregunto desconcertada, y un poco aturdida al salir de su asombro, aunque por una extraña razón, no estaba asustada. Juraría que había visto a aquella criatura alguna vez, en sus sueños, aunque no lo recordara.



Parece…luz de luna, pero… ¿cómo puede ser posible? Si desde hace menos de una semana entramos en la época de la luna oscura…- Pensaba el atónito guerrero observando el principio de un claro entre los arboles -No, no puede ser!  Pero… parece ser Ngame en persona!..Es imposible, su imagen solo puede ser vista por sus descendientes! A menos que… Sus pensamientos fueron interrumpidos por un suave y dulce susurro, proveniente de la criatura más hermosa que jamás pensó ver.



-Soy yo, Ngame, y te llamo así querida Bella, porque sabes que ese es tu nombre - Un momento… ¿Luna? ¿Qué hacia ella aquí?, y leyendo la desconcertada expresión de su rostro la luna dijo - Solo he venido para darte un aviso:

“Se acerca el momento y una lucha debes librar, aunque a ti misma primero deberás aceptar, tu nombre es la clave, tu pasado y tu destino se unirán; y tu fortaleza a tus enemigos vencerá”

-¿Que... qué significa eso? –  pregunto cada vez mas confundida.



Todavía paralizado por la hermosa criatura que tenía ante sí, vio como las diminutas hadas danzaban a su alrededor iluminando aun mas sus hermosas facciones, era casi tan pálida como la luna y poseía la hermosura de una sirena, su largo cabello caoba caía en cascada hasta su angosta cintura, y su rostro mostraba una confusión que se reflejaba en sus profundos ojos color chocolate, y sin poder evitarlo se quedo quieto escuchando su conversación con Ngame, y aunque esta lo había visto no lo iba a delatar. 



- Tú sabes bien lo que significa Bella, aunque en este momento no lo recuerdes bien, y no te puedo dar las respuestas que necesitas en este momento, te daré algo más, que sé que te será muy útil. Ella te guiara en los tiempos que se avecinan.

Y con esto, frente a sus ojos una de las hadas que habían estado merodeando se acerco a ella danzando por los aires con la gracia de una bailarina. Era diminuta y brillante, como todas las hadas, su cabello era negro como la noche y apuntaba en todas direcciones y sus ojitos dorados brillaban con expectación y alegría.



Bella…

Sabía que aquel ser divino debería tener un nombre humano especial, aunque aun no podía creer que aquella leyenda fuera cierta, esa frágil y hermosa mujer que observaba en la distancia era descendiente de dos poderosos dioses, ella era agua y viento, tan poderosa que tenía el poder de destruir o cambiar para siempre el mundo, era aun mas increíble de lo que habia escuchado en su pueblo.

Sus maestros le decían que encontraría su compañera en alguien que fuera el opuesto a sus habilidades, el complemento perfecto para él, quien era tierra y fuego. Cuando pensó eso no le paso desapercibida la sabia mirada que le dirigió Ngame; y no tardo en escuchar su voz en su cabeza.

Ve con ella guerrero del sol, aquí comenzara tu destino…



-Mi tiempo aquí ha terminado, -Habló Ngame de nuevo después de un momento -disfruta del claro Bella se que te va a traer muchas sorpresas; puedes venir cuando quieras. Puedes preguntarle lo que quieras a Alice, es un hada muy especial, ella te ayudará a encontrar las respuestas que buscas. Adiós Hallie Ngame, nos veremos más pronto de lo que te imaginas…

-¿Qué..que habrá querido decir con eso? ¿Acaso no estoy soñando?



Justo cuando Ngame desapareció, decidió acercarse hacia la hija de los dioses, ella era su misión, aunque sabía que debía mantenerse a distancia, simplemente no podía apartar los ojos de aquella deidad, quien observaba extasiada aquel claro, como si no fuera real, como si.. no hubiera visto algo semejante en su vida; la veía reír y charlar con el hada que Ngame le había dado como guía, y estaba seguro, como amiga.

-Hola Bella- Le dijo suavemente con su voz aterciopelada, mientras su mirada se encontraba con un par de asombrados ojos chocolate.



Vocabulario:

•    Ngame es una clasificación de dioses griegos en el africa pero pertenecientes a la luna
•    Hallie... pensamiento en el mar

N/A: Cha Cha cha chan!!!!(música de suspenso C=) xD jejeje. Bueeno! Primer capi de…quien sabe cuántos capis me salgan ^^ Lo que si se es q no me saldrán tantos ..o bueno eso espero ^^ Espero q les haya gustado el cap sobre todo a ti amii!!

Espero q les haya gustado el cap sobre todo a ti amii!! Espero q disfrutes tu regalo!!

Ime Bag!! Muchas gracias por dedicarme tu tiempo y aguantarme mientras lo beteabas xD

Las quierooo!!! Besos.. y un continuara ^^

- Dark Thalassa -

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario