MY GUILTY PLEASURE

by: Awen Granger

Y pensar que las mejores preguntas son aquellas que no tienen respuestas" pensé. Ya no éramos sólo amigos... Así que ya no podía hacer nada, él era una droga para mí y yo era su perdición... Había llegado a una conclusión ¡Tenía que dejarlo!


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario